PERÍODO  IV. Relevo en el mando. Muerte de Santa Cruz Salida desde Lisboa.

 

 

4.1. No aceptación del cargo, y aceptación final.

 

Para sorpresa del Rey, Medina Sidonia rechaza el cargo. Llegando a escribir 16/2/1588.1

 

“ Yo no me hallo con salud para embarcarme, porque tengo experiencia de lo poco que he andado en la mar, que me mata, porque tengo muchas reumas”.

 

“Siendo una máquina tan grande y empresa tan importante no es justo que la acepte quien no tiene ninguna experiencia de mar ni de guerra”.

 

Propone para la jornada al conde de Santa Gadea. Y también le propone a Idiáquez ir a Lisboa para arrancar lo de allí, que es lo que sé. 2 Tras la insistencia de los secretarios Juan de Idiáquez, Cristóbal de Moura y del mismo rey 3, el duque accede el cargo con la condición de que Francisco Duarte se embarque con el por lo muy enterado que está de los preparativos de la Armada, nombrándole comisario y proveedor general de la Armada. 4

 

Los secretarios Juan de Idiaquez y Cristóbal de Moura son los que mas influyeron en la decisión del rey de nombrar a Medina Sidonia. En la corte se habló mucho sobre otros candidatos como el prior Don Hernando de Toledo (hijo del duque de alba), Alonso de Bazán, Juan Martínez de Recalde, Alonso Martínez de Leyva, Juan de Cardona, el príncipe Doria y Álvaro Flores de Quiñones. Aunque el candidato que peor se tomó la elección del duque fue Martín de Padilla, conde de Santa Gadea, adelantado mayor de Castilla, almirante de Castilla, llegó a escribir al Rey 5, pidiéndole explicaciones por no haber sido nombrado, carta que fue contestada por el Rey en tono conciliador. 6

 

 

4.2       Llegada de Sidonia a Lisboa. 15/3/1588.

 

Aunque la orden del Rey era que se desplazase  lo más rápido posible para Lisboa, que la Armada le estaba esperando para partir. Medina Sidonia se hace de rogar y por fin el 14/3 el duque entra en Lisboa.

 

Durante la espera, Alonso de Bazán auxiliado por el conde de Fuentes y el cardenal archiduque Alberto se ocupan de seguir aprestando la Armada.

 

De las primeras decisiones que tomó MS fue nombrar a Recalde almirante de la Armada.

 

19/3/1588. Tuvo lugar una inspección general de la Armada en Lisboa, por lo general todo estaba correcto, aunque  falta  artillería y marineros en algunas armadas como la de Oquendo y Andalucía. 7

El duque es pesimista después de su primera inspección y entiende que sería conveniente esperar los galeones de Sevilla, aceptados finalmente por el Rey y cuyo encargado del alistamiento recayó en el  general Diego Flores de Valdés que fue despachado desde la Corte para tal fin.

 

 

Traspaso de documentación y reunión organizativa.

 Una vez ya recibida y estudiada la documentación sobre la jornada proporcionada por Bartolomé Aguilar, que fue secretario personal del difunto marqués y tras la primera inspección de la Armada, Sidonia realiza reuniones organizativas con los principales encargados y conocedores  en la formación de la Armada, donde se determina, aumentar el número de balas por cañón de 30 a 50. También la necesidad de marineros y armamento de todo tipo.

 

 Preparativos generales.

 Preparativos Lisboa. Mes de abril.

Con las nuevas inspecciones, el duque entiende que la Armada no es lo suficientemente potente, tal como se desea, además se une la espera de la escuadra que se está preparando en Sanlúcar y que está formada por muy buenos galeones de la carrera de la Indias y que llevará el nombre de Escuadra de Castilla, cuyo mando recae en el general Diego Flores de Valdés despachado desde la corte para tal fin.

 Esta escuadra  no zarpará de Sanlúcar hasta el 15 de abril, llegando a Lisboa el 28/4 con falta de agua, anclas y lastre que hace ingobernable las embarcaciones.

 

El Rey pide explicaciones a los generales Antonio de Guevara y Diego Flores de Valdés, sobre tan graves deficiencias. Las tripulaciones se extrañan al ver que el destino final del viaje es Lisboa y no Las Indias, engaño que se ha tenido en secreto por los mandos para evitar las deserciones. 8

 

El 21/2 se recibe una carta anónima en la Corte, criticando la elección de Flores de Valdés como uno de los generales de la Armada, “a hombre de más brios y no tan tímido y poco amigo de acudir a la ocasión aunque se le ofrezca con ventaja”. 9

 

Durante la estancia de Medina Sidonia se aumenta las piezas de artillería, en un proceso incesante en los últimos 4 meses la fundición de Juan Acuña Vela ha podido surtir y con ello paliar uno de los mayores déficits de la Armada.

 

Por otro lado a petición del duque se ha proporcionado a cada barco un derrotero para facilitar la navegación a los pilotos durante la travesía, donde aparece la costa sur inglesa y el norte de Francia, para ello se han estado reuniendo en la casa de Juan Martínez de Recalde, la Junta de pilotos, formada por los principales expertos de navegación de la Armada. 10

 

Medina Sidonia, entiende que hay escasez de infantería. Pero esta va incrementarse durante los meses de abril y mayo al llegar las compañías de Entre Duero y Miño, formada por unos 2000 hombres. Luego se levantarán por parte del duque de Feria, del duque de Alburquerque, el conde de Gelves y el marqués de Villanueva unos 1200 hombres a los que habrá que sumar los 750 hombres levantados en Villalcázar de Sirga (Palencia), Puebla de Alcocer (Badajoz) y Béjar (Salamanca).

 

Otros 300 hombres se levantaran  procedentes de Galicia, que se suman a las 8 compañías existentes de Entre Duero y Miño.  

Llegan a Lisboa 9 banderas reclutadas en Extremadura.

En mayo se incorporarán 2000 infantes portugueses levantados por Gaspar de Souza y Antonio de Pereira.

 

Mayor problema presenta la falta de marineros. Aun con las levas realizadas en toda España de marinería en el mes de mayo es insuficiente. Se ordena la leva forzosa de 750 marineros extranjeros que se encuentra principalmente embarcados en las urcas fondeadas en el puerto de Lisboa.

 

El duque también se queja de la falta de pilotos prácticos conocedores de la costa de Flandes.

 

Hay casos de extrema necesidad como la gente de la escuadra de pataches y zabras de Hurtado de Mendoza a la que se le deben 18 pagas mensuales. 11

 

Por fin el 29/4 se realizan pagos a la gente de la Armada y los dueños de los barcos, agotándose casi los 500.000 ducados llegados desde Sevilla.

 

Durante la estancia del duque en Lisboa la gente de guerra aumenta desde los 12831 de primero de marzo a 13590 el 19 de abril. A partir de ese momento hay que sumarle las 20 compañías de la escuadra de Diego Flores de Valdez, 10 de portugueses y 5 de Extremadura, llegando a los 16539 infantes con los que parte la Armada desde Lisboa.. Medina Sidonia ha mezclado los soldados veteranos con los bisoños con el fin de equilibrarlas.

 

Entre los aventureros embarcados en Lisboa, aparece un Lope de Vega, de Madrid. 12

 

 

Ceremonia del estandarte, iglesia Mayor, Lisboa. 25/4/1588. (Carta 103 C.F) 13

 

La ceremonia del estandarte en Lisboa 14  y la descripción del mismo 15, según relato del embajador veneciano.

La Armada ya está ultimando su preparación y el día 25/4, tiene lugar la ceremonia de entrega del estandarte, en la iglesia Mayor y su posterior procesión por las calles de Lisboa.

El relato de los actos es el siguiente:

“Acabada la misa, el Cardenal arzobispo de Lisboa puesto de pontificial lo bendijo, teniendo a su lado derecho al Duque; se lo entregó y el Duque lo recibió con el acatamiento que debía, y luego comenzó la salva de arcabucería tras ella la del castillo y la de la mar.

 

Acabado el entrego, tomó el estandarte por orden del duque, Don Luis de Córdova, hermano del marqués de Ayamonte y primo del Duque.  Y saliendo de la iglesia, don Luis de Córdoba se puso en un caballo blanco y tomó el estandarte y fue por su orden el paso de la procesión, yendo alrededor de el todos los maestres de campo y caballeros particulares; y con esta orden fueron caminando por las calles de Lisboa, con paradas en la Plaza del Rossío donde aguardaba  un escuadrón del castillo y luego fueron para el Palacio por la Rúa Nova y el arco de los Pliegos.”

 

 

Junta de generales primera semana de mayo, formación armada.

 

En la primera semana de mayo tiene lugar una Junta de generales para tratar la formación más idónea que tendrá que llevar la Armada.

 

Según Pedro de Valdés todos menos el acordaron un frente con algunas naves a retaguardia, que será la formación a la salida de Lisboa.

En cambio el propuso dividirla en tres grupos, los buques de batalla en dos, retaguardia y vanguardia y el tercer grupo los menos aptos para la pelea, las urcas, fueran a sotavento de la vanguardia y retaguardia en el paraje de en medio, donde pudieran ser socorridas y que las galeazas, las galeras y algunas naves mas ligeras fueran sobresaliendo para socorrer en el lugar que mas falta hiciere.

 

 

Preparativos Flandes.

Cuando la Armada está a punto de zarpar de Lisboa, la situación de los preparativos en los Países Bajos es la siguiente:

 

Dunkerque: 19 buques de guerra construidos o rehabilitados en ese puerto probablemente desde principios de 1587. A los que se unen 10 filibotes contratados en Hamburgo a finales de 1587. En total 29 buques de guerra. 48 buques mercantes como máximo, de procedencia francesa, bretona, flamenca y quizás alemana, embargados en ese puerto en los meses de noviembre y diciembre de 1587.

 

Nieuport: Se encuentra 7 buques mercantes de procedencia flamenca embargados en ese puerto el 4/1/1588.

 

La Esclusa: 3 buques de guerra y 175 embarcaciones de transporte procedentes de Gante donde se habían concentrado a principios de marzo procedentes de Amberes, Gante, Terramonda, Lovaina, Diste y Lieja.

 

Amberes: 28 buques de guerra, existentes en ese puerto desde la conquista en el verano de 1585 y/o construidos, comprados o embargados allí a partir de esa fecha. Se construyeron un galeón y ocho filibotes y se rehabilitaron cuatro filibotes y dos urcas.

También se contaba con dos pleitas.

 

El 1 de mayo sale de Dunquerque en una zabra 16 el capitán Francisco Moresín con despachos del duque de Parma escritos el 22/3. Llegará a Lisboa el 11/5 y se reunirá con el duque Medina Sidonia.

 

 

Llegada de las instrucciones tanto generales como secretas.

 

“En recibiendo la órden mia, que aparte se os enviará, saldréis con toda la Armada y iréis derecho al Canal de Inglaterra, subiendo por él arriba hasta el cabo de Margat, para daros alU la máno con el Duque de Parma y Plasencia, mi sobrino, y allanar y asegurar el paso para su tránsito, conforme á la traza acordada y resolución que ambos teneis mia.

 

“Armada con fin de divertir y embarazar, como por algunos avisos de Inglaterra se ha dicho, no habéis de torcer el viaje, sino proseguirle sin buscar al enemigo, aunque quedase por acá; pero si el otro os siguiere y se os acercare, podréis en este caso envestirle, y lo mismo si topáredes al dicho Draques con la Armada á la boca del Canal de Inglaterra, porque si están divididas sus fuerzas sería muy bueno irlas venciendo así, para que no se pudiesen juntar todas.”

 

batir, pues esto se ha de ver sobre el hecho y cuelga (sic) del tiempo y ocasiones, sólo os encargo que vos procuréis no perder nittguna de mejoraros y ganar las ventajas que se pudieren, llevando ordenada la Armada de manera que toda pelee y se ayude y dé la mano sin confusion ni embarazarse, y señaladamente advertir que el designio del enemigo será pelear de fuera por la ventaja que tiene de artillería y los muchos fuegos artificiales de que vemá prevenido, y que, al contrario, la mira de los nuestros ha de ser envestir y aferrar, por lo que les tienen en las manos, á que es menester que vais muy

 

Esto del combatir se entiende si de otra manera no se puede asegurar al Duque de Parma, mi sobrino, el tránsito para Inglaterra, que pudiéndose sin pelear asegurar este paso al de Parma, por desviarse el enemigo ó de otra manera, será bien que hagais el mismo efecto conservando las fuerzas enteras.”

 

Entregarle 6000 hombres en caso de no combate, si lo hubiere dependiendo de la capacidad.

 

Posible ataque a Irlanda una vez dado el visto bueno del duque y la armada se haya retirado del teatro de operaciones.

 

Control de los bastimentos y consumo, como causa importante de futuras justificaciones.

 

 INSTRUCCIONES SECRETAS. 17

 

“Puesto en el cabo de Margat, adonde habéis de hacer esfiierzo de llegar con el Armada, allanando las dificultades que en el camino se opusieren, sabréis dónde quiere el Duque, mi sobrino, se le ponga la gente que le habéis de dar, y allí se la haréis poner; y es mi voluntad que cuando saltáre la gente en tierra, la saque, tenga y lleve á su cargo Don Alonso de Leyva, mi Capitan general de la caballería ligera de Milan, hasta entregarla al Duque, Ordenaréis que así se haga…”

 

Isla de Wight.

 

“Él, seguiréis en todo la órden de vuestra instrucción pública; mas si por nuestros pecados fuere de otra manera y no pudiese pasar el Duque, mi sobrino, á Inglaterra, ni vos daros la mano con él por esta causa, en este caso veréis, comunicado con él, si podriades apoderaros de la isla de Wych, que no es tan fuerte que parezca que puede resistir; y ganada, se podría defender y terníades puerto seguro para recoger al la Armada y hacer los efectos á que aquel sitio, ques de mucha importancia, abriría camino, y así convendría mucho fortificar bien en él….”

 

“ser sobre desconfianza de la otra traza y efecto principal, y á la vuelta del cabo de Margat, por no haber salido aquel intento, y no á la ida en ninguna manera, ni sin haber primero hecho el esfuerzo posible en lo principal.”

 

 

Leiva, sustituto de Sidonia. 18

 

“(en caso que el dicho Duque de Medina Sidonia falte en el viaje de ida ó vuelta, por enfermedad o de otra cualquier manera), os elijo y nombro desde agora para entónces por mi Capitan general de la dicha Armada”

 

Los informes de Francisco Moresín procedentes de Flandes y otras fuentes, obligan al Rey a remitir nuevas instrucciones para Sidonia el día 21/5. Reforzar el ejército de Parma de 10000 a 12000 hombres y no los 6000 de un principio.

 

 

4.6     Anuncio de que la Armada ya está lista y no sale por mal tiempo. Explicación navegación por el canal. (15/5/1588. Carta  

 

El 21 de mayo, el Rey le envía las instrucciones de cómo debe seguir por el canal, 19

 

“1 Que entregue a Farnesio más de seis mil infantes, —2 La armada inglesa es inferior. Actitud probable que tomará Draque cuando se acerque nuestra armada.—3 Que sin hacer caso a Draque siga hasta juntarse con Farnesio, salvo si el enemigo ataca.—4 Por si ataca después del desembarque de tropas en Flandes procure conservar fuerzas superiores a las del enemigo. —5 Después de reunidas las fuerzas de los dos Duques se puede atacar a la escuadra inglesa si se la encuentra reunida en algún puerto.—6 No se distraiga del plan principal, aunque el enemigo venga a España.”

 

 

4.7       Salida de la Armada de Lisboa. Relación 14/5/1588 20

 

Finalmente el 30 de mayo La Armada partía de Lisboa, estaba conformada por alrededor de 131 naves de todos los portes (19 galeones, 4 galeazas, 4 galeras, 46 mercantes armados, 25 urcas de transportes y 32 naves ligeras entre pataches, zabras y  pinazas. Un total de toneladas de 57868 toneladas. A estas hay que sumarles embarcaciones menores, 10 carabelas y 10 falúas con seis marineros cada una.

 

En total iban embarcados 18539 soldados, 7666 marineros y 2065 forzados que iban de remeros entre las 8 galeras y galeazas. 783 personas con mando, 859 aventureros con sus criados. En total 29912 hombres. En las que están incluidos los voluntarios embarcados como entretenidos, aventureros, religiosos, criados, personal sanitario, personal de justicia. 21

 

 

El número total de piezas de artillería es de 2467, 22

 

Las relaciones del 28 de mayo indican la cantidad de armamento portátil de respeto que finalmente lleva la Armada: 904 mosquetes,  4441 arcabuces y 5352 picas. Una vez terminado el trabajo de Juan de Acuña, este consigue licencia, en la Armada embarca como teniente de capitán general de artillería  Alonso de Céspedes, en Lisboa quedará el capitán Nuño Orejón.

 

De principio abril a mediados de mayo se acelera el embarco y las inspecciones de bastimentos. Se comprueba que el tocino, queso, pulpo y sardina no se encuentra en buen estado, unido a una gran parte de bizcocho.

 

Cuando la Armada sale de Lisboa no se alcanza la autonomía de víveres necesaria para una campaña de 6 meses, ya que se había presupuestado para 22500 personas y nos las casi 30000 existentes.

 

 

Notas

Periodo IV

 

1 ( Carta 56 CF) (BMO 4161.)

2 (BMO 4162)

3 (BMO 4212-4214)

4 (BMO 4301, 4302).

5 (BMO 4287)

6 (BMO 4375).

7 (Carta 69 CF).

8 (BMO Nota 111 cap 4 Vol 4).

9 (BMO Nota 114, cap 4), (BMO 4245)

10 (BMO 4624).

11 (BMO 4283, 4662, 4669).

12 (BMO 5123) 12

13 (Carta 103 C.F)

14 (BMO 4957).

15 (BMO 5008).

16 (BMO nota 10 cap 8, v 4)

17 (Carta 95 CF).

18  (Carta 97. CF).

19 (Carta 107 HO).

20 (Cartas 109 y 110 CF).

21 (BMO Nota 12 Cap 10 Vol IV).

22 (BMO Nota 85 cap 5. Vol 4).