PERÍODO VIII. REGRESO.

 

 

8.1       La armada regresa a España. De Flandes a las islas Orcadas.

 

El martes, 9 de agosto, entre las 02:00 y 04:00 horas se levanta viento del WNW muy fuerte con la flota inglesa en las proximidades de la armada a legua y media sin querer aproximarse más. Al amanecer, el viento recae y se descubre la flota inglesa a dos millas de la retaguardia española formada por el San Martín, San Juan de Recalde, La Rata de Leyva, el San Marcos, San Juan Bautista de la escuadra de Castilla y las galeazas, el resto de la armada está lejos a sotavento. El duque manda un patache para avisar a los buques sotaventados que viran al noroeste para evitarlos. El momento es el más crítico, los pilotos toman sonda y descubren que se hallan en siete brazas de agua y  su suerte ya está echada, quedan pocos minutos para que toda la flota se dirigía a los bancos de arena de Zelanda. El duque llamó a los pilotos, entre ellos un inglés y un flamenco y les prometió una fuerte cantidad de dinero, pero todos coincidían en que si no se levantaba y cambiaba el viento era imposible la salvación. En estos momentos según Coco Calderón, viendo el duque a Oquendo que estaba cerca, le dijo “señor Oquendo, y este le replicó “Dígalo Diego Flóres, que yo voy a pelear y morir como bueno; mándeme vuestra excelencia amunicionar de balas”. Milagrosamente, hacia las once horas el viento rola hacia el SSW y la armada pone proa al mar abierto. (17/3).

 

En la tarde del día 9, Medina Sidonia reúne a su consejo de generales en el San Martín. Sidonia tuvo que mandar llamar dos veces a Recalde. Al parecer la decisión fue de esperar, para volver al canal e intentar de nuevo el encuentro con Parma. Pero al no tener las actas de ese consejo, lo que se habló nos ha llegado de las relaciones, principalmente de Sidonia, Recalde y del capitán Vanegas. Recalde como Leyva eran de la idea de esperar unos días hasta que las condiciones metereológicas   los permitiesen volver al canal. Los partidarios de volver rodeando las islas británicas e Irlanda alegaban que como se podría aguardar sin municiones ni vituallas. Recalde contestaba que la retirada inglesa estaba motivada por la falta de municiones y que en los próximos días no iban a tener capacidad de ataque solo de seguimiento, como realmente se trataba. También se estudió las posibilidades de ir a Noruega para reponerse, otra posibilidad era aplicar la opción Escocia que se estudió anteriormente en la planificación.

 

La fuerza del viento del SSW hace que la fuerza prosiga su derrota hacia el norte seguida por el enemigo. El  día 10, un día después del consejo, el duque ordena volver a España rodeando las islas. Leyva indignado confiesa a Recalde su desprecio por el mando de Medina Sidonia, “ sin ser marinero, vi cuan graciosa vuelta damos, y lo escribí al duque, pero todo lo traga. Y truena una noche, se ha de huir esta armada pensando que es la del enemigo que nos come. Dios nos ayude y nos libre de estos Colones y Magallanes; que creo que vamos a poblar en tierra de los godos en pago de lo que ellos hicieron en la nuestra”.

 

Aunque lo mas grave es que antes de la llegada de Recalde en el consejo se habló muy seriamente de rendirse al enemigo.

 

Por la tarde del día 10, Sidonia al ver que la retaguardia española se quedaba rezagada acercándose peligrosamente la flota inglesa. Sidonia tira tres cañonazos avisando que la armada parase y se atravesase a la espera de su capitana y retaguardia. Varios buques siguieron su rumbo. El duque indignado despacha una pinaza para que se dirija a los buques de la vanguardia. Les preguntan si han oído los cañonazos y estos responden que si, pero han entendido que indicaban que siguiesen adelante y se protegiesen. El duque  condena a 20 hombres, ahorcando al capitán de la urca Santa Bárbara, Cristóbal de Ávila, natural de Sanlúcar de Barrameda, vecino del duque. Su cuerpo ahorcado del palo mayor de una pinaza fue paseado y enseñado a toda la flota con el aviso de cual sería la suerte del próximo que desobedeciera las órdenes.  Uno de los detenidos que está a punto de ser ahorcado es un capitán del San Pedro de nombre Francisco de Cúellar que es llevado a la Juliana donde se encuentra el auditor general de la armada, Martín de Aranda. Cuéllar cuenta de su estancia previa en el San Martín que el duque está ausente y es el maestre de campo general, “Francisco de Bobadilla quién hace y deshace en la armada, por él y otros, que bien se conocen sus hazañas, se regía todo” 1,  deciden ejecutarlo y lo llevaron a la Juliana para que el auditor general ejecutara la orden. Martín de Aranda oyó a De Cuellar y mandó un escrito eximiéndolo de culpa y explicando porqué no ejecutaba la orden que se le había dado.

 

Recalde escribe a Sidonia aconsejándole que envíe a todos los buques de la armada formada por 126 unidades, la derrota prevista para el regreso. También le sugiere a Sidonia la necesidad de pasar las naos menos veleras a vanguardia de la formación pues no son necesarias a retaguardia ya que el enemigo no tiene intención de atacar, Sidonia la hace caso y encarga al capitán Agustín de Ojeda el cometido de realizarlo. A juicio de Recalde, cree que los ingleses, una vez reabastecidos, puede que esperen a la armada en Finisterre “para acabarla” 2. Leyva piensa que la aguardará al sur de Irlanda.

 

Las instrucciones que sugería Recalde están recogidas en un escrito muy escueto que envía posiblemente el 12 de agosto a todos los navíos de la armada. Contiene los rumbos que se han de seguir para el regreso a España. Recalcan la necesidad de tomar “grandes precauciones para evitar abatir sobre la isla de Irlanda”. 3

 

El 12 de agosto, tiene lugar un nuevo consejo inglés en el Ark Royal. Donde se decide proseguir la marcha siguiendo a los españoles hasta Firth of Forth, Escocia, y entonces regresar a Inglaterra para prevenir la amenaza de Parma y reaprovisionar de víveres y municiones. La armada inglesa dejan a la pinaza Advice y una carabela ligera de Drake para que sigan a la armada a distancia hasta que alcance Orkney Islands y Shetland, al norte de Escocia; si viesen que la armada cambiase el rumbo, deberán avisar a Howard.

 

El día 14, con latitud 57,5º, la armada captura varias embarcaciones de pescadores escoceses, donde tomaron el pescado fresco y embarcaron a varios tripulantes para que sirvan de prácticos de costa. Una de ellas fue apresada por la zabra Nuestra Señora de la Concepción de Sancho de Somarriva  antes de perderse en aguas de Noruega o Dinamarca. Toda la gente se embarcó en el navío escocés. 4

 

El día 15 Sidonia comunica a Recalde que dejaría algunas naos que retrasaban mucho su marcha y le daba libertad para actuar si decidiese Recalde quedarse acompañando a estas naves, cosa que finalmente realizó. Mas tarde Sidonia ordena a Recalde que metiese vela y le acompañase.

 

 

8.2       Naufragios en las costas de las islas británicas, Irlanda, Francia y Noruega.

 

19/8 sobre las 02:00 de la mañana el San Juan de Recalde pierde el barcón que traía por la popa.

El 20 de agosto, cuando la armada se encuentra en 60º de latitud con viento ENE de vuelta a España, “habiendo soblado las islas últimas de Escocia al norte”. El duque envía a la corte a Baltasar de Zúñiga, hermano del conde Monterrey, con la relación de la campaña y para informar a su majestad.

El 18 de agosto, al SSE de las islas Shetland, un grupo de navíos constituido por La Trinidad Valenzera, de Alonso de Luzón, las urcas El Gran Grifón, capitana de Juan Gómez de Medina, El Castillo Negro, maestre Pedro Ferrer, La Barca de Hamburgo, capitán Juan de San Martín Garvijos, habían perdido el contacto con el resto de la armada y navegaba con independencia.

 

El 31/8. La Barca de Hamburgo comunica que está a punto de hundirse, por lo que 100 hombres se trasbordan a La Trinidad Valencera, mientras que el resto, unos 80, lo hacen al Gran Grifón. Poco después, La Barca desaparece sobre la costa de Irlanda del Norte, a la altrua de Malin Head, condado de Donegal. Posteriormente, se pierde de vista El Gran Grifón y El Castillo Negro.

 

La Valenzera capea y gobierna con independencia a partir del 2 de septiembre. El día 12 por la noche se abre la proa de la nave debido a un temporal el 14/9 da contra un arrecife de l aparte occidental de la Kinnagoe Bay. Se mantiene a flote durante unos cuantos días, desapareciendo el 25/9. La casi totalidad de la dotación, más de 550 hombres están a salvo.

 

El Gran Grifón, capitan de las urcas al mando de Gómez de Medina, a partir del 2 de septiembre pretende regresar a España con viento contrario, pero el 17 un violento temporal le provoca daños estructurales graves, decidiendo el capitán el 26/9 arrumbar a la isla Fair y en la mañana del día siguiente embarranca en el acantilado de Stroms Hellier. La urca se pierde, pero la dotación, consigue llegar a tierra. (Ver resumen historia. 5

 

12/9 Las naos San Juan Bautista de Marcos de Aramburu y La Trinidad navegan juntas, perdieron contacto y nunca más se supo de la Trinidad, posiblemente naufragara el 15/9 en Valentica Island. 6

 

27/8 El San Martin con 90 buques navegan. Recalde con los rezagados que son 7.

31/8 Se agregan 5 buques mas al grupo de Recalde, entre ellas la galeaza Zúñiga.

 

3/9 Sidonia con 95 velas y viento WNW. El 21/8 al 3/9 había sufrido cuatro temporales sucesivos y tiempos contrarios.

 

7/9 El grupo de Recalde estaba acompañado por 7 barcos, en demanda del cabo Dursey, pues 22 naves se habían apartado por el mal tiempo.

 

10/9 El día 10 entra viento del SSE por lo que el San Juan aproa al WSW; desde la gavia se descubren once velas cuando el galeón está situado en 54º de latitud.

 

11/9 El viento continúa pero con más fuerza.

 

12/9 A las 09:00 horas ponen rumbo al W para apartarse de tierra.

 

13/9. El galeón se encuentra tan solo en conserva de una nao y un patache. A las 14:00 horas con viento WNW, arrumbando el San Juan al SSW. Anocheciendo en 52º,5 de latitud.

 

14/9. Amanece con viento WSW que permite arrumbar al sur. Hacia las 07:00 horas avista la urca La Barca de Danzing, que dispara tres cañonazos para pedir socorro. El almirante intenta auxiliarle pero por el estado del mar le es imposible.

 

15/9. A las 02:00 horas llegan muy cerca de las islas Quelmes Killmakilloge) y están a punto de varar en medio de la oscuridad de la noche.

Tras consejo de oficiales sobre las penosas circunstancias en que se hallan, Recalde  decide arrumbar a la costa de Irlanda para repararse.

 

A partir del 12/9 el grupo de Sidonia se encuentra con un tiempo infernal.

 

Las naves levantiscas La Lavia, La Juliana y Santa María de Visón se perdieron de vistas del grupo de Recalde el 7/9. El 13/9, las naves están el la bahía de Donegal para hacer reparaciones y reaprovisionarse. El 17/9 fondean finalmente sobre Streedagh Strand. En la mañana del 20/9 son arrastradas hacia la playa próxima donde naufragan, entre ellos el capitán Francisco de Cúellar.

 

La nave ragusea La Anunciada, 27/8 acompañaban por orden del duque, fuese el grupo avisado por Recalde el 1/9 y que se volvió a perder el día 7/9. El día 14/9 fondea en  Shannon, sobre Kilrush,  muy bien documentada, la urca La Caridad Inglesa con las 4 pataches (La Concepción de Francisco Lastero, Nuestra Señora de Begoña de Juan Somarriba, San Gerónimo de Pedro Marmolejo, y la Concepción de Sancho de Carasa) llegaron  el 14/9  Scattery Roads. La urca La Barca de Danzig Inglesa llegó un día después. La Anunciada fue quemada y la tripulación y el armamento  fue transferido  a los otros buques. El 21/9 el grupo reanudo la marcha, llegando el 4 de octubre dispersa a varios puertos del norte de España. (Santander, Castro Urdiales y Gijón).

 

15/9 Entra en la bahía de Tralee (condado de Kerry), posiblemente la zabra La Trinidad de 40 a 50 toneladas. Fueron ejecutados por Edward Denny y su mujer. 7

 

15/9 Siguiendo el consejo de los pescadores escoceses recogidos el 14 de agosto, el San Juan de Recalde, junto con el San Juan Bautista de Aramburu y un patache el San Esteban. Envía una barca con ocho hombres que son apresados.  A las 4 de la mañana del día 21 tiene lugar un fuerte temporal que ocasiona grandes daños tanto al San Juan de Recalde como al de Aramburu. A mediodía observan como entra la nave Santa María de la Rosa, capitán Pedro de Garagarza, pidiendo auxilio a cañonazos, dos horas mas tardes su ancla garrear y se va a pique en un momento al tocar en los arrecifes de Stromboli, cerca de la Dunmore Head, solo hay un sobreviviente, el hijo del piloto, marinero de 16 años llamado Giovanni Antonio Manona.

 

Hacia las 15:00 horas entran la nao San Juan Bautista de Fernando Home, de la escuadra de Castilla, en muy mal estado, tras esta llega el patache La Isabela de Miguel Araníbar, de la escuadra de Recalde.  Por fuera de las islas se ve pasar un galeón de Portugal, posiblemente se tratase del San Bernardo.

Debido al mal estado de la nao San Juan Bauitsta de Fernando Home, una vez salvado los bastimentos, la pólvora y parte de la artillería se incendia y se echa a pique. La tripulación es transferida a los buques de Recalde, Aramburu y los dos pataches.

El 23 a las 09:00 se hace a la vela la nao  de Aramburu. No será hasta la noche del 28/9 cuando el buque de Recalde se hace a la mar rumbo a España donde llegará a La Coruña en el anochecer del 7/10. Una semana mas tarde 14/10 entrará en Santander el buque de Aramburu tras una complicada navegación.

 

En la madrugada del día 21 naufraga sobre Doonbeg la nao San Esteban de la escuadra de Guipúzcoa, son hechos prisioneros 60 hombres, mientras cerca de 300 desaparecen bajo el agua. Mientras que el San Marcos ese mismo día se pierde muy cerca del San Esteban, concretamente entre Mutton Island y Lurga Point. Los prisioneros son llevados hasta el sheriff de Clare, Boetius Clancy, que tras un breve encarcelamiento son ahorcados públicamente en la colina llamada: “Cnoc na Crocaire”. 8

 

Otra víctima del fuerte temporal del 21/9 es la nave Gran Grín, almiranta de la escuadra de Vizcaya. Naufraga el día 22 en Clare Island y 100 hombres se salvan en la isla con el capitán Pedro de Mendoza al frente. Tras una intentona de escape, tras ofrecer resistencia, 68 son hechos prisioneros y ejecutados, incluyendo el capitán, por Dowdarra Roe O´Malley, jefe del clan de la isla; los otros serían ahorcados por Richard Bingham en Galway. 9

 

En la península de Curraun, se pierde el 26/9, la nave de Ragusa San Nicolás de prodaneli, al tocar en los bajos de Toorglass, entre el islote de Achillbeg y Mulrany, en un lugar llamado Ross Port. Hubo 60 sobrevivientes de los cuales fueron todos ejecutados menos 9 que fueron presos en Galway y posteriormente ejecutados allí.

 

23/9 El San Juan de Sicilia se encuentra en la isla de Mull (una de las Hébridas escocesas), fondea en la bahía de Tobermory. 5/1, un espía inglés de nombre John Smollett, originario de Dumbarton se hace pasar por mercader, se gana la confianza de los españoles, realizando un acto de sabotaje originando la voladura del barco y la muerte de casi toda la dotación. Tan solo 50 españoles que no se encuentran en el barco sobreviven, siendo retenidos por McLean para su servicio, utilizándolos para sus luchas locales. Siendo liberados un año después y regresando a España a finales de 1589.

 

El 28/9 llega la urca hospital San Pedro, el mayor al mismo lugar donde una semana antes se perdió la nave San Nicolás de Prodaneli. Permanece allí durante 16 días. Zarpa de nuevo para España y cuando está a tan solo 30 leguas de la costa española, el tiempo contrario hace que vuelva al canal, varando en Hope Bay, el 6/11, cerca de Salcombe, condado de Devon. Siendo retenidos 140 hombres.

 

El día 22/9 naufraga en la costa de Tirawley (condado de mayo) la urca El Ciervo Volante, son apresados 65 hombres, el resto de la tripulación fue asesinada o se ahogó, un tal Malaghlen McCabb, leñador, mató a 80 de ellos con su hacha.

 

El 25/9, la urca Falcón Blanco, mediano, capitán Pedro de Arechaga, naufraga en la pequeña isla de Freaghillaun South situada en la entrada de Ballynakill Harbour , cerca de la isla de Inishbofin (Galway), región de Connaught. Los supervivientes son conducidos a Galway, donde serán ejecutados a excepción de dos nobles con objeto de conseguir recate, son Felipe de Córdoba y su sobrino Gonzalo. El resto de la dotación alrededor de 100 hombres fueron ejecutados.

 

Algo mas al sur, un barco naufraga en la noche al ser engañado con luces, práctica que se realizaba en esa zona para buscar que los buques naufragaran y realizar el posterior pillaje. No se sabe de que buque se trata, posiblemente la urca Santa Bárbara. Lo que si se conoce es el destino de los supervivientes, que una vez naufragó en el lugar conocido actualmente como Duirling na Spainneach, en Ards, cerca de Carna. Retenidos en Ard Castle por Tadgh na Buile O´Flaherty, los entregó s Bingham y como otros muchos fueron ejecutados en Galway.

 

La urca Santiago, encontrándose al oeste de Irlanda a primeros de septiembre en el grupo de naves de Medina Sidonia, debido al viento del suroeste se ve obligado a bordear de nuevo Escocia para terminar fondeando el 18/9 en las proximidades de la isla de Sekudeneshavn (Rogaland, sur de Noruega). La urca Santiago naufragó en la isla de Moster (fiord de Bomla) forzada por otro temporal, salvándose la gente. 10

 

El duque de Parma, siguiendo las instrucciones del rey, se ocupará de gestionar la libertad de los presos que habían quedado en Inglaterra, Irlanda, Escocia, Holanda y Zelanda. 11

 

Traición de los holandeses e ingleses con el viaje de vuelta de los españoles del Gran Grifón, parecido a la historia que cuenta Francisco de Cúellar.

 

 

Notas

Periodo VIII

 

1 (BMO 7127)

2 (BMO 17,20)

3 (BMO 6500)

4 (BMO 17,35)

5 (BMO 18,13)

6 (BMO 18,20)

7 (BMO 18,38) (Págs. 197-198 Niall Fallon)

8 (BMO 18,50)

9 (BMO 18,51)

10 (BMO 18,59)

11 (BMO 18,62)